Acero: un material ideal para ampliaciones

Entre las múltiples aplicaciones que tiene el acero como material de la arquitectura y la construcción está el mundo de las ampliaciones. Toda construcción, sin importar su escala ni su destino, suele verse enfrentada a la necesidad de ampliaciones o de modificaciones producto de cambios en los requerimientos espaciales o estructurales que se tuvieron presentes en su concepción original.

En este ámbito el acero se transforma en una excelente alternativa, ya logra construcciones muy esbeltas que permiten plantas muy libres desde el punto de vista estructural, lo que en sí ya representa una ventaja para la adaptabilidad y flexibilidad de lo construido.  A lo anterior, las estructuras de acero suman otros atributos de valor que facilitan las ampliaciones y alteraciones de los edificios existentes: el bajo peso de la estructura adicional; las uniones eficientes; la posibilidad de reforzar fácilmente estructuras de acero existentes; el ser una faena seca y prefabricada, muy poco invasiva con el uso del espacio pre existente, entre muchos otros aspectos que se pueden considerar al momento de tomar una decisión en torno a cómo y con qué realizar la ampliación de una construcción existente.

Nota completa en: Arquitectura en Acero