En el día de ayer, la Asociación Mundial del Acero, worldsteel, publicó sus proyecciones de consumo y producción para el mercado mundial del acero en 2015 y 2016 (SRO, por su sigla en inglés). La organización estima que en 2015 el consumo aparente de acero se incrementará 0,5% alcanzando 1.544 millones de toneladas, en comparación con la expansión de 0,6% alcanzada en 2014. En 2016, la demanda llegaría a 1.565 millones de toneladas (1,4% de crecimiento anual).

Estas estimaciones sugieren un crecimiento moderado para el mercado global del acero. Hans Jürgen Kerkhoff, presidente del Comité de Economía de worldsteel, comentó: “Estas proyecciones moderadas se deben principalmente a la desaceleración de China y reflejan la influencia de ajustes estructurales en la mayoría de las economías. Mientras suceden estos cambios, la industria del acero experimentará un ritmo de crecimiento más lento, enfocándose en la eficiencia operativa y en agregar valor para sus clientes y la sociedad”.

“Seguimos enfrentando algunos riesgos en ciertas regiones de Europa, inestabilidad geopolítica, volatilidad de los mercados internacionales de capitales y la desaceleración económica de China, sin embargo, su impacto ha disminuido. Empezamos a observar algunos hechos alentadores: noticias positivas provenientes de las economías en desarrollo y signos de recuperación en la Eurozona. Se ve un optimismo creciente en torno a India e incremento en el uso del acero en Medio Oriente, el Norte de África y el Sudeste Asiático. Estos progresos no son suficientes para contrarrestar la desaceleración china, pero esperamos que las proyecciones vayan mejorando después de 2016”, concluyó Kerkhoff.

Con respecto a América Latina, Rafael Rubio, Director General de Alacero, señaló que “tanto 2015 como 2016 serán años difíciles para la siderurgia regional. La presión de las importaciones desde China, bajo condiciones desleales de comercio, continuará erosionando la competitividad de nuestras industrias locales, que no pueden enfrentar los subsidios estatales chinos. A esta situación, se suma la alta vulnerabilidad a la que ha quedado expuesta la región tras la fuerte caída del precio del petróleo y las materias primas, sus principales fuentes de exportaciones.” En su opinión, “solo con la acción efectiva y urgente de los gobiernos nacionales, América Latina podrá asegurar un campo de juego parejo y acorde a las reglas de la OMC. Así como también recuperar la actividad industrial, por ejemplo, a través de la inversión en infraestructura”.

Las cifras de worldsteel indican que la demanda de acero laminado en América Latina caerá levemente en 2015 a 70 millones de toneladas (-1,4%) para recuperarse un 3,6% en 2016 y alcanzar 72 millones de toneladas. En dicho año, América Latina representará el 4,6% del consumo mundial de acero laminado.

Fuente: Alacero

El consumo aparente de acero caerá un 5% a fines de este año y en 2015 subirá un 2%, pasando desde 2.596,3 mil toneladas a 2.638 mil. Así lo indicó el Instituto Chileno del Acero (ICHA) en su Primer Informe de Proyección de Inversiones y Demanda de Acero elaborado en conjunto con la Corporación de Bienes de Capital (CBC).

Respecto a importaciones, el informe arrojó que se elevaron un 1%, considerando hasta junio de 2014, versus el mismo periodo del año anterior, con 809.255 toneladas.

La variación entre el periodo 2013-2012 había sido de un 14%, desde 703.027 a 803.552 toneladas, lo que da cuenta de la contracción del sector.

Aislando el efecto laminado en caliente, las importaciones cayeron 22% respecto a 2013 en el mismo periodo (503.202 toneladas contra 644.840). El lapso previo, se había mostrado un crecimiento de 15%.

En tanto, según datos entregados por Orlando Castillo, gerente general de CBC, se aprecia una baja de US$2.486 millones en las inversiones de proyectos de origen privado previstos para este año en distintos sectores de la economía.

Lo anterior impacta directamente a la demanda de acero, pues la velocidad de crecimiento o expansión está fuertemente relacionada con el componente inversión en nuevas obras. Eso, combinado con la importación de China a bajos precios, los tratados de libre comercio y un tipo de cambio “conveniente” para los asiáticos, hacen que la industria se presente en un complejo escenario, que plantea una competencia descarnada.

“Cada vez son más los dealers y traders que operan en Chile, debido a las bajas barreras de entrada a la importación de acero.  En este escenario, los agentes involucrados en proyectos en acero deben tener especial atención con el cumplimiento  de los estándares de calidad como la tensión de fluencia, ruptura, espesores y geometría, dado que son parámetros críticos considerados en el diseño estructural”, comenta Juan Carlos Gutiérrez, Gerente General de ICHA.

El factor China

El gigante asiático es el principal importador de acero en Chile, representando el 54% aproximadamente durante el primer trimestre de 2014.

En ese país, según la presentación de ICHA, se pasó de consumir 110 kg por habitante en 2002, a 500 en 2014. Además, tiene una sobrecapacidad de producción de aproximadamente 200 millones de toneladas, que en cualquier momento podrían entrar al sistema, sin afectar los precios.

Para Jorge Manríquez, director de ICHA y gerente de Marketing de Gerdau Aza, las cifras indican que el mercado chileno se ha desacelerado, con menor consumo de acero y un crecimiento marginal para 2015. “El competir con China es desleal por muchas razones y debemos trabajar en forma mancomunada en la industria y en relación con el Estado, para definir y respetar la normativa de calidad de los productos”.

Rodrigo Campos, gerente comercial de VH, concuerda con la preocupación de hacer frente a la arremetida China con calidad. “Estamos trabajando fuertemente para generar normas que avalen la producción de elementos terminados para la construcción y normar la materia prima que ingresa a nuestro país”.

Oportunidad en energía

En la ocasión, se presentó también el Panorama de Inversiones para el quinquenio 2014-2018, elaborado por la CBC, que dio cuenta que el volumen de proyectos se ha mantenido sin grandes variaciones.

Como inversión a materializar en el quinquerio, se contabilizó un stock de 961 proyectos privados y estatales al segundo semestre de 2014, por un total de USD 105.025 millones.

El sector más relevante es la minería, con un 40%, seguido por la energía, con un 27%. En este último, se avista una interesante oportunidad para la industria del acero, a partir de las Energías Renovables No Convencionales: centrales fotovoltaicas o termosolares, parques eólicos e hidroeléctricos de pasada concentran el 75% de la capacidad de generación.

“Es impactante el cambio paradigmático en la generación de energías a partir del alza de proyectos de ERNC. Hoy están en carpeta iniciativas con más de 1.500MW en ingeniería de detalle, una etapa avanzada para su emplazamiento”, acota Juan Carlos Gutiérrez.

Frente al escenario de débil crecimiento económico mundial y regional, la producción de acero crudo y el consumo aparente de laminados se mantuvieron sin variación durante el primer semestre del año respecto al mismo periodo de 2013; por otra parte, la producción de laminados disminuyó 1%.

Gráfico Alacero 1

Consumo de acero laminado

El consumo de acero laminado en América Latina y el Caribe alcanzó 34,2 millones de toneladas durante enero-junio de 2014, volumen similar a los mismos meses de 2013. Los únicos países que mantuvieron un crecimiento durante el primer semestre fueron México (11%), Colombia (15%) y Argentina (5%). Contrariamente, Venezuela, Ecuador y Chile siguieron presentando fuertes caídas en términos de toneladas y de variaciones porcentuales. (Gráfico 01)

Gráfico Alacero 2

 

Balanza comercial

El comercio regional de laminados durante enero-junio de este año registró un déficit de -7 millones de toneladas, 11% superior al del primer semestre de 2013 cuando había alcanzado -6,4 millones de toneladas.

Durante enero-junio de 2014, todos los países de América Latina y el Caribe presentaron déficits en su comercio de acero laminado. México presentó el mayor desbalance con -2,3 millones de toneladas. Lo siguieron Colombia (-1,1 millones toneladas), Perú (-780.092 toneladas) y Chile (-743.300 toneladas).

La evolución de los flujos de comercio y el saldo se presentan en el Gráfico 02.

08Est_gra02_es

Producción

La producción regional de acero crudo en los primeros seis meses de 2014 alcanzó 32,2 millones de toneladas, en línea con el mismo período de 2013. Brasil fue el mayor productor con 16,7 millones de toneladas, representando el 52% del total regional pero presentando una leve caída de 1%.

Los países que registraron las mayores tasas de crecimiento en la producción de acero crudo en enero/junio 2014 versus iguales meses de 2013 fueron Argentina (+12%), México (+6%) y Perú (+4%). Contrariamente Venezuela, Chile y Colombia registraron caídas de -42%, -18% y -2%, respectivamente.

Durante el primer semestre del año, América Latina produjo 28 millones de toneladas de acero laminado, 1% menor a lo registrado en iguales meses de 2013. (Gráfico 03) Brasil fue el principal productor con 12,5 millones de toneladas, 45% del total latinoamericano. México fue segundo, con 8,5 millones de toneladas y representó el 31% del total de la región.

Gráfico Alacero 3

Los países que incrementaron su producción de laminados durante enero-junio de 2014 versus mismo período 2013 fueron Colombia (+15%), México (+9%) y Ecuador (+1%). Mientras tanto, Venezuela y Chile cayeron -40% y -25%, respectivamente.

Información adelantada de julio 2014, indica que la producción de acero crudo alcanzó 5,6 millones de toneladas en ese mes, 2% menos que en julio 2013. La producción de laminados cerró en 4,5 millones de toneladas, 5% menos que un año atrás. Entre enero-julio de 2014, la producción de acero crudo acumuló 37,8 millones de toneladas, similar a los mismos meses de 2013, mientras que la producción de laminados alcanzó 32,2 millones de toneladas, inferior en un 2% versus enero-julio de 2013.

Glosario

Acero crudo: Es el acero en su presentación más básica, tal como resulta tras el proceso de colada (planchones, palanquilla, etc). Para obtener las cualidades necesarias para su uso, este acero requiere pasar por procesos posteriores (laminación, etc).

Acero terminado o laminado: Refiere al acero incluido en alguno de estos 3 grupos: Productos largos (acero para concreto, barras, alambrón, perfiles, rieles), aceros planos (hojas y bobinas laminadas, recubiertas, prepintadas, acero inoxidable, hojalata, cincados, cromados) y tubos sin costura.

Fuente: Alacero

Producción acero

Nuevos datos sobre caída en inversiones se conocen en medio de noticias sobre la profundización de la desaceleración de la economía local.

Según el último catastro de la Corporación de Bienes de Capital (CBC) al primer semestre de 2014, los proyectos de origen privado previstos para este año registraron una baja de US$ 2.486 millones en comparación al informe del primer trimestre del ejercicio, periodo en el cual ya habían exhibido un descenso.

De acuerdo al reciente análisis de la CBC, este año se van a materializar iniciativas por US$ 20.878 millones en diversos sectores.

La cifra es menor a los US$ 23.364 millones que se esperaban para todo 2014 a fines de marzo.

¿Los motivos?

La Corporación de Bienes de Capital explicó que lo anterior obedece a ajustes en los sectores energía y minería.

De hecho, el primer rubro muestra una merma de US$ 1.378 millones y el segundo, una disminución de US$ 565 millones en comparación a las estimaciones de marzo.

Así, ambos explican el 78% del menor monto contemplado para 2014.

En energía, el menor flujo proyectado para este año, y el incremento en 2015 (ver infografía), responde al aplazamiento de la ejecución de iniciativas de generación, del tipo termo solar, fotovoltaica y eoloeléctrica, indicó la CBC.

“La principal causa de esto es que la mayoría de estos proyectos se gestan rápidamente y son aprobados ambientalmente sin tener asegurado algún contrato de suministro de electricidad”, señaló la entidad.

A la vez, explicó que otro aspecto que incide en las demoras es que las líneas de transmisión que requieren para conectarse al sistema eléctrico, ya sea por la tramitación de las servidumbres o por conflictos con las comunidades locales, se retrasan y/o encarecen durante el proceso.

Igualmente, un factor de detención es la falta de obtención de la concesión del terreno para levantar la obra.

Respecto de las mermas en el sector de la minería, el ajuste se debe principalmente a cambios dentro del catastro por el proyecto Sierra Gorda, en Antofagasta.

“En un principio, esta iniciativa sería desarrollada en dos etapas sucesivas entre 2012 y 2017, sin embargo, la Fase 2 se encuentra en estudio. La construcción de la Fase 1 ya fue completada y actualmente opera su marcha blanca”, apuntó la Corporación de Bienes de Capital.

Igualmente, la entidad señaló que por motivos de retraso en el proceso de calificación ambiental, la iniciativa que incidió negativamente en la cifra de 2014 fue el proyecto Continuidad Operacional Cerro Colorado, “que enfrenta un complejo escenario para obtener una Resolución de Calificación Ambiental (RCA) favorable”.

El rubro inmobiliario también presenta un descenso, de US$ 213 millones, respecto del informe de marzo, lo que explica por problemas en centros comerciales y hoteles.

En 2014 a 2018 también cae

Al revisar la inversión privada proyectada en el periodo que va entre 2014 y 2018 se observa que desde 2015 en adelante los montos anuales registran incrementos. Esto da como resultado que los proyectos para ese quinquenio totalicen una baja de US$ 595 millones respecto del reporte anterior de la entidad.

A junio las iniciativas totalizaron US$ 81.759 millones, mientras que al primer trimestre eran US$ 82.354 millones.

El menor monto estimado para 2014-2018 obedece a la salida de 48 proyectos que sumaron US$ 3.718 millones En tanto, 20 obras redujeron su inversión en US$ 2.271 millones, principalmente, por cambios en sus cronogramas.

Por otro lado, se incorporaron 43 iniciativas al catastro, por US$ 4.187 millones y otros 86 planes mostraron alzas para el quinquenio, con un total de US$ 1.207 millones.

La CBC comentó que en el grupo de 48 proyectos que salieron del catastro de inversiones se registra “una mayor incertidumbre de ejecución, pues su cronograma se encuentra por definir o suspendido, producto de variaciones en las expectativas de mercado, resultados de evaluación ambiental o tramitaciones pendientes”.

En dicho conjunto destacan centrales fotovoltaicas, líneas de transmisión, establecimientos de salud como el hospital Sótero del Río que por un cambio de política pública no será concesionado a privados.

Igualmente, la CBC excluyó del catastro al Mall Plaza Barón en Valparaíso y al hotel Punta Piqueros en Concón, que están a la espera de permisos y con obras detenidas, precisó.

Algunos de los proyectos que ingresaron al reporte fueron Optimización de Pelambres, Planta Solar Cerro Dominador Fase I y otros planes viales y defensas fluviales.

Fuente: El Mercurio

Durante 2012 el escenario económico mundial estuvo condicionado por la crisis de deuda en Europa, el lento crecimiento en Estados Unidos, recesión en Japón,  des aceleración de China y en la mayoría de los países emergentes. Además, se caracterizó por una alta volatilidad en los mercados financieros y el fortalecimiento del dólar frente al euro y yen.

Revisa aquí más detalles.

El Consumo Aparente del Acero durante el período de enero a octubre de 2010 experimentó un incremento del 49% respecto a igual periodo del año anterior, alcanzando 2 millones 63 mil toneladas de acero, según señala la Corporación Instituto Chileno del Acero.

En este sentido, la producción nacional cayó 21% respecto al año anterior y las importaciones aumentaron en un 228%, llegando a 1 millón 273 mil toneladas, como producto de la baja producción por efectos del sismo 27/F y la proporcional reacción de los importadores.

Respecto al consumo de aceros largos, el ICHA agrega que durante los primeros 10 meses del año pasado, se registró un aumento del 38%, alcanzando 1 millón 21 mil  toneladas, la producción nacional cayó un 8%, respecto al mismo ciclo de 2009, mientras que las importaciones se incrementaron en un 353%, llegando a las 426 mil toneladas.

En el caso de los aceros planos, el consumo aparente creció 58% y llegó a 1.001 mil toneladas, la producción nacional cayó 45%, producto del cierre temporal de la planta de Huachipato, mientras que las importaciones se incrementaron en 185% y llegaron a 806 mil toneladas.

Finalmente, se puede indicar que las importaciones del 2009 alcanzaron solo el 28%, mientras que el 2010 las importaciones llegaron al 62%.

Revisa la presentación completa aquí.

 

El Consumo Aparente del Acero del primer semestre 2010 ha experimentado un importante aumento con respecto al mismo periodo del año anterior. En este sentido, la Corporación Instituto Chileno del Acero ha señalado que el consumo se elevó un 55%, alcanzando a 1 millón 149 mil toneladas de acero, en comparación a las 739 mil 395 toneladas registradas durante el periodo enero – junio de 2009.

“Respecto al consumo de aceros largos, podemos señalar que se registró un crecimiento de un 37% en el primer semestre del año que se ratifica en la producción de 571 mil toneladas. Las importaciones se incrementaron en 255%, llegando a 221 mil toneladas y con una producción nacional que sólo cayó en un 1% con respecto al 2009”, señaló Mariano Nicolás, Director Ejecutivo del ICHA.

En el caso de los aceros planos, el consumo creció en un 78% alcanzando 577 mil toneladas. En este sentido, las importaciones se incrementaron en un 193%, llegando a 456 mil toneladas, ya que la producción nacional disminuyó en un 28% respecto al año anterior.

“Como demuestran las cifras, la producción nacional de acero cayó un 10% el primer semestre de este año a causa del terremoto ocurrido el 27 de febrero pasado, lo que en consecuencia afectó a las empresas metalúrgicas que se vieron obligadas a paralizar su producción. Esto, provocó que las importaciones de acero aumentaran en un 211%, alcanzando las 677 mil toneladas”, agregó Mariano Nicolás.

En este sentido, si se comparan las cifras del 2009 con las del 2010, se puede indicar que las importaciones el año pasado alcanzaron solo el 29%, mientras que este año, las importaciones llegaron al 66%.

Finalmente, hay que señalar que la diferencia entre el consumo aparente y el consumo real, radica en que en el primero -que es centro de las mediciones- no se consideran las variaciones de inventario que se producen al inicio y término de cada ejercicio.