Editorial: balance 2016

Editorial: balance 2016

Este año se acerca con decisión hacia su final.

Y, como en todos los finales, es natural y de gran importancia hacer un balance tanto de nuestras acciones como de nuestras proyecciones hacia el futuro. Este año ha tenido un desarrollo complejo en el mundo y también en Chile. Las grandes economías han alcanzado un ritmo de crecimiento más bien lento y dirigido a paliar sus falencias propias lo cual genera expectativas económicas débiles a los mercados de nuestra zona, entre ellos el mercado del acero y también al desarrollo industrial de nuestros países.

Sin embargo, lo anterior no disminuye los desafíos más importantes a los cuales la industria nacional está enfrentada. El aseguramiento de la calidad de los materiales es una acción prioritaria en el país. El avance de la ingeniería, los nuevos procedimientos e innovación en análisis y diseño tanto en edificios como en obras industriales requiere de certezas básicas y confiables en los materiales usados.

De esta manera es de gran importancia el logro de un control de las barras de acero de acuerdo a las instrucciones del MINVU al servicio Nacional de Aduanas para certificar el cumplimiento normativo de las barras importadas a través de laboratorios nacionales certificados.

También es de gran importancia el apoyo ofrecido por el ICHA al Ministerio de Obras Públicas para supervisar la calidad de los aceros usados en los puentes, en especial en el puente sobre el canal de Chacao, el cual es hoy día el puente colgante de mayor importancia en construcción en el hemisferio sur. Este hecho ligado a la continua asistencia en capacitación y conocimiento del acero como material estructural constituye un aporte decidido del Instituto al medio nacional, a la industria y al estado como un apoyo a los procesos de construcción de la infraestructura nacional.

La normativa que regula los diversos ámbitos de la industria de acero y la fabricación y montaje de estructuras de este material es otro de los aportes significativos del ICHA al país. De esta manera la interacción con el Instituto de la Construcción y los convenios de colaboración suscritos con el Instituto de Nacional de Normalización han ampliado la perspectiva del horizonte nacional de manera intensa, logrando aunar un esfuerzo que trasciende a los intereses particulares de las empresas o los servicios públicos y nos sitúa en una perspectiva de avanzada entre los países que comparten nuestro nivel de desarrollo. Todo ello se cristaliza en la creación en un sistema adicional de generación de normas, en conjunto con INN, conocido como OSEN.

Hoy el Instituto Chileno del Acero es una institución de importancia vital para Chile y, a diferencia de consideraciones erróneas, no pretende crear barreras comerciales arbitrarias sino amparar una excelencia técnica, compromiso que desde su fundación ha mantenido incólume y nos asiste la convicción de haberlo logrado a través de un trabajo intenso y comprometido a través de años.

Por este motivo, este fin de año recibiremos al nuevo año con una esperanza firmemente afianzada en nuestra certidumbre de que hemos llevado a cabo un quehacer basado en la confianza y en la certidumbre de ser un aporte real a la ingeniería, al servicio público y a la industria nacional.

Sergio Contreras A.

Presidente