ICHA anuncia creación de Registro Nacional de Productos de Acero

ICHA anuncia creación de Registro Nacional de Productos de Acero

Preocupados por la inexistencia de una regulación que monitoree y fiscalice la trazabilidad, origen y calidad del acero en el país, el Instituto Chileno del Acero ICHA anunció la creación de dos medidas relevantes para garantizar en su industria el uso de materiales cuyos estándares puedan ser de conocimiento público en el mercado.

La formación de la Red Acero, así como la creación de un Registro Nacional de Productos de Acero, buscarán dar garantías de calidad a todos los agentes que intervienen en la especificación, distribución, comercialización, inspección técnica, fabricación y transporte del material.

El Registro Nacional considerará aspectos como denominaciones, marcajes, certificaciones, procedencia, composición química, ccomportamiento mecánico, entre otros igualmente relevantes para los usuarios.

“Este es un registro inédito, un aporte que hoy se vuelve fundamental, y que sin duda impulsará un cambio muy positivo en nuestra industria, otorgando transparencia y mejores prácticas, todos beneficios para nuestro mercado”, declara Sergio Contreras, presidente del ICHA.

Asimismo, contar con un registro de esta categoría permitirá identificar los requisitos de calidad que cumplen los productos y entregar  toda la información necesaria para que los usuarios puedan comprar informados, “evitando los riesgos y sanciones asociados al no cumplimiento de normativas locales”, precisa Contreras.

Revisa los detalles de la creación del Registro Nacional de Productos de Acero aquí.

Por su parte, Gastón L´Huillier, socio principal de GroupeLoyal y asesor de ICHA, agregó que la formación de una Red Acero es clave para lograr el éxito de estas iniciativas, ya que impulsará la participación y compromiso de todos los involucrados con el acero.

“El ICHA es la entidad que organiza y coordina las distintas etapas de la cadena de valor del acero, y desde hoy, liderará la Red Acero, que busca ser la instancia de diálogo entre los distintos actores que participan en la industria”, según sostiene L’Huillier. Esto  ayudará a conformar una plataforma colaborativa público-privada para mejorar la operación de la cadena de valor del acero, a través del desarrollo de proyectos que contribuyan a dar solución a situaciones comunes en la industria.