Director ejecutivo del ICHA: “2017 fue muy especial para el desarrollo normativo”

Juan Carlos Gutiérrez explica que hoy existen del orden de 25 normas en distintas etapas de desarrollo: anteproyecto, borrador, en consulta pública, en comité técnico, aprobación INN y gestión de oficialización.

Disponer de acero de calidad es clave para el desarrollo del país. “Uno de los principales atributos del acero son la ductibilidad, la resistencia a la fluencia, el doblado y sus geometrías. Estos atributos son considerado son considerados por los profesionales, tanto del diseño arquitectónico como estructura, por los especificadores, por los fabricantes, por los revisores, los montajistas y los inspectores técnicos, en las diversas etapas de un determinado proyecto. En consecuencia, el adecuado control del cumplimiento de los atributos inicialmente mencionados, se traduce en un correcta ejecución y desempeño del proyecto”, afirma Juan Carlos Gutiérrez, director ejecutivo del Instituto Chileno del Acero (ICHA).

En este sentido, explica “las normas técnicas establecen características básicas de desempeño de estos atributos, y los certificados de calidad son el instrumento de respaldo para todos los profesionales anteriormente señalados.  Frente a la ausencia de certificados que corroboren la calidad de los productos de acero, ya sean de origen nacional o extranjero, se genera una incertidumbre en el correcto desempeño posterior.  Adicionalmente, se debe confirmar la correcta asignación de los certificados con los productos en cuestión, asegurando la trazabilidad de los elementos”.

TAREA CONJUNTA 

Precisamente para avanzar en esta tarea de resguardar la calidad del acero comercializado en Chile, los sectores públicos y privados han tomado en los últimos años diversas acciones.

Por ejemplo, comenta Juan Carlos Gutiérrez, el Instituto Chileno del Acero (ICHA) ha desarrollado desde el año 2012 un programa denominado “Monitoreo a la Calidad de Productos de Acero”, con el objetivo de corroborar el cumplimiento de los atributos del acero actualmente disponible en el mercado.

 “Inicialmente, focalizamos este trabajo en las barras de refuerzo, y con posterioridad hemos avanzado en otros productos, dado que las barras de refuerzo disponen de una norma chilena, la NCh204 que define los requisitos que debe cumplir, y con cumplimiento obligatorio dado que se encuentra citada en la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción”.

 Advierte que en los primeros trabajos de monitoreo detectaron mecanismos muy básicos de trazabilidad de los certificados de calidad con los productos, “sólo una muy pequeña proporción de la muestra fue comercializada con certificados de calidad, y se detectaron falencias en resistencias a la fluencia, resistencia a la ruptura, rotulado de identificación, composición química y geometría de resaltes. Frente a esta situación, iniciamos un trabajo conjunto con la Dirección Técnica del Ministerio de Vivienda para fortalecer el cumplimiento de los requisitos normativos, y podemos informar que hoy tanto las constructoras como las oficinas de ingeniería, de inspección técnica y los distribuidores y comercializadores de este material tienen una muy alta preocupación por el correcto cumplimiento normativo, siendo el Certificado de Calidad el elemento primordial para este resultado”.

A su vez indica, con el precedente del caso detectado en barras de refuerzo, han impulsado el desarrollo normativo de los perfiles conformados en frío, muy utilizados en la construcción de paneles y de viviendas. Y también estamos actualizando las normas de cubiertas de acero, de parrillas de piso y de postes de acero.

AVANCE NORMATIVO

Comenta el ejecutivo que hoy existen normativas cada vez más exigentes.

“La norma chilena NCh204of.2006, define los requisitos que deben cumplir las barras de acero para hormigón armado, estableciendo que deben ser fabricadas con acero al carbono, y abordando aspectos de identificación visual, marcaje sobrerrelieve, comportamiento mecánico y geometría. Y Adicionalmente, señala los procedimientos para la toma de muestras de partidas conocidas y desconocidas, criterios de aceptación y rechazo, información básica del etiquetado y exigencias de certificación y ensayo.  Todo lo anterior en su conjunto, conforman las exigencias de calidad”.

Pero se vienen más exigencias: “Actualmente está en trámite el decreto que actualiza las disposiciones de cumplimiento normativo, que establece la necesidad de que las barras de acero que lleguen a los puertos de Chile dispongan de los Certificados de Conformidad de cumplimiento de los requisitos señalados en la norma chilena NCh204”.

De esta forma, dice “se establece un punto inicial de trazabilidad asegurando que el acero que ingresó al país, cumple con la normativa chilena, y posteriormente todos los actores involucrados en algún proceso -como son, distribuidores, enderezadores, enfierradores e instaladores-, pueden dar garantías de que el certificado de conformidad tiene una correspondencia con el origen de ingreso.  Desde enero de 2016 se encuentra vigente una disposición del Servicio Nacional de Aduanas que exige a los importadores la incorporación de una Declaración Jurada de cumplimiento a la norma chilena NCh204, por lo tanto, consideramos que la actualización del decreto viene a fortalecer esta medida que se orienta a asegurar la calidad y la seguridad de las barras de acero para refuerzo”.

Y añade: “Consideramos muy pertinente la aplicación de este control para otras aplicaciones del acero, sobretodo, considerando que alrededor del 60% del acero que se consume en el país es de origen importado”.

A su vez señala, este es “un año muy especial para el desarrollo normativo del acero. Hace unos años atrás, en ICHA trabajábamos en dos normas durante cuatro años. Hoy, tenemos del orden de 25 normas en distintas etapas de desarrollo: anteproyecto, borrador, en consulta pública, en comité técnico, aprobación INN y gestión de oficialización. Hay que destacar que este trabajo se hace con la colaboración del sector público a través del MINVU, MOP, INN, MINECON, las universidades, los laboratorios de ensayo de productos, y el sector privado”.

El ejecutivo destaca que por ejemplo “por primera vez en la historia de Chile, hoy disponemos de Normas actualizadas para la edificación en acero: NCh427/1, Requisitos para el cálculo de estructuras para edificios de Acero, NCh428, Ejecución y Montaje de Estructuras de Acero, y NCh203, Requisitos para acero de uso estructural.  De esta forma, los arquitectos, ingenieros, revisores, inspectores, prevencionistas, y todos los profesionales involucrados en proyectos con estructuras de acero, disponen de normativas técnicas actualizadas en español, en línea con el resto de la normativa chilena de la construcción.  Con esto, damos una señal de fortalecimiento técnico del sector, fomentando su conocimiento y utilización, lo que se traduce en optimización de proyectos y aumentos en la productividad”.

A su vez, “en el ámbito de los perfiles conformados en frío, INN ha aprobado la norma NCh3518 que establece los requisitos para los perfiles tubulares, y próximamente se iniciará la revisión de las normas de requisitos para perfiles abiertos y galvanizados. Muy importante para destacar, es informar que ya se encuentra en el INN el borrador de norma para el cálculo de estructuras con perfiles conformados en frío, por lo tanto, próximamente se iniciará el proceso de consulta pública”

Y también, comenta se está terminando la etapa de anteproyecto de las normas NCh222 y NCh223 que definen los requisitos de las cubiertas de acero, muy utilizadas en techo para viviendas sociales. “Esta acción beneficia directamente a la población”.