La construcción acelerada en acero y su ayuda en las emergencias

Hoy vivimos una emergencia sanitaria de proporciones históricas y una de las mayores preocupaciones es contar con la infraestructura necesaria para enfrentarla, especialmente en lo que se refiere a centros de salud.

En Chile, ya hay una buena experiencia al respecto. Debido al terremoto de 2010, varios hospitales fueron destruidos o quedaron severamente dañados, por lo que era urgente reemplazarlos. En la Región del Maule se optó por utilizar la construcción industrializada en acero y así, en sólo siete meses, se pudo levantar en Curicó un hospital de 4.429m2, con 3 niveles, y capacidad para 200 camas. Además, se construyeron centros similares en Talca y Cauquenes, que, si bien no eran centros complejos, sí fueron de gran ayuda para la ciudanía a la espera de levantar los hospitales definitivos.

La arquitecta Elizabeth Kock Picó, quien participó del diseño de estos hospitales, señaló que se utilizó el Sistema de Construcción Modular Acelerada (SCMA), que consiste básicamente en el uso de estructuras de acero ejecutadas en taller y montadas in situ. Explicó que, en forma simultánea al emplazamiento de la estructura, se inicia la instalación de la techumbre, tabiquerías exteriores e interiores, cielos, además de todas las instalaciones necesarias, como agua potable, electricidad, gases, climatización, artefactos y terminaciones.

La profesional agrega que el SCMA es altamente recomendable de ser utilizado en la actual emergencia “por su rapidez de construcción y su adaptabilidad, como así también su economía de construcción y tiempo en comparación con sistemas tradicionales.