ICHA promueve mejoramiento del control de calidad de los aceros importados

ICHA promueve mejoramiento del control de calidad de los aceros importados

Impulsado por el IV Monitoreo de Calidad de productos de acero importados, para barras de refuerzo laminadas en caliente para hormigón armado realizado por el Comité de Normas y Monitoreo del Instituto Chileno del Acero (ICHA), la Dirección de Aduanas ha comenzado a cautelar el cumplimiento de las normas que rigen el acero que se utiliza en el país.

Los resultados del sondeo que impulsaron esta mostraron un incumplimiento de la normativa chilena vigente, hecho que evidenció una falta de control, en particular en las barras de acero importadas que ingresan en el país.

Con los antecedentes recopilados a partir del sondeo, ICHA pudo establecer un cuadro de verificación de los requisitos con información básica para la autoridad, a través de los Ministerios de Vivienda y Urbanismo y de Obras Públicas, además de las entidades profesionales de la construcción y la ingeniería estructural, entre otras.

Entre las anomalías constatadas se pueden mencionar:

-Las etiquetas de los productos estaban escritas en chino y en inglés.

-Los productos contaban con el certificado pertinente, pero sin los informes de ensayo.

-El acero, a partir del análisis químico, no puede ser calificado como acero al carbono y, por lo tanto, categorizado como acero A como venía erróneamente etiquetado, según lo exige la NCh 204.

“Uno de los puntos más preocupantes de los resultados del monitoreo es que en Chile no se registran experiencias previas sobre el comportamiento de barras de refuerzo con acero de baja aleación en estructuras de hormigón armado sometidas a esfuerzos sísmicos, por lo que su utilización genera un grado de incertidumbre frente a su desempeño en casos, por ejemplo, de sismos fuertes”, afirmó Juan Carlos Gutiérrez, director ejecutivo del Instituto Chileno del Acero.

Con el informe de resultados, más un largo trabajo de tres años y a partir de la propuesta elaborada por ICHA, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo instruyó a la Dirección de Aduanas para que las barras de acero -amparadas bajo la Norma Chilena NCh 204- cumplan con lo señalado en la legislación respecto de la certificación de calidad de estos productos.

Sobre el monitoreo

El estudio realiza una comprobación del cumplimiento de los requisitos señalados en la NCh204Of.2006 a partir de muestras obtenidas de un importador de barras, y no es una evaluación de la conformidad de certificaciones de lotes o partidas.  En él, se resumen los resultados de este monitoreo de la calidad de las barras de refuerzo importadas disponibles en el comercio local.

Para efectuar esta verificación, se utilizó el procedimiento estándar de muestreo ICHA-204-01, procediéndose a elegir 36 muestras de barras para hormigón armado de origen importado, adquiridas en un punto de venta de la Región Metropolitana, en el mes de noviembre de 2015.

A las muestras obtenidas, se les practicaron ensayos estandarizados en los laboratorios del Centro de Investigación, Desarrollo e Innovación de Estructuras y Materiales, IDIEM, de acuerdo a lo exigido por la norma NCh204.Of2006.

De forma complementaria, se realizaron ensayos de composición química en los laboratorios de Ensayos e Investigación de Materiales SIMET-USACH, y al análisis detallado de los resultados obtenidos por el señor Manuel Cabrera Contreras, Ingeniero Civil Metalúrgico, MSc., investigador y académico de dilatada y reconocida trayectoria de la Universidad Técnica Federico Santa María, con lo cual se ha propuesto corroborar la calidad y cumplimiento de la normativa nacional.

Finalmente es importante tener en consideración que la intención del ICHA al realizar estos sondeos no es la de llevar a cabo una fiscalización o control paralelo al realizado por las autoridades u otras entidades sino entregar a sus asociados, a los profesionales y al público, la información técnica necesaria para la utilización correcta y segura del material acero.

Las barras monitoreadas ingresaron en septiembre de 2015 al país y ya se encuentran a la venta en el mercado, lo cual hace evidente la fragilidad del cumplimiento normativo del acero de barras de importación.