Construyen en Santiago primeros edificios de oficinas al estilo de los business hubs de EE.UU.

Un innovador proyecto arquitectónico de oficinas con enfoque colaborativo, construido íntegramente en acero, está en pleno desarrollo en Ciudad Empresarial. Denominado Creative Campus e inspirado en el formato de los business hubs de Silicon Valley y Playa Vista -que reúnen a algunas de las empresas más creativas del mundo, como Facebook y Google- esta nueva propuesta de diseño responde a la necesidad de espacios disruptivos que demandan las empresas más vanguardistas.

Creative Campus (www.creativecampus.cl) es el primer proyecto inmobiliario en Chile conceptualizado desde el origen en estos espacios creativos, y desarrollado gracias a la flexibilidad que permite el acero. Oficinas de doble altura, de hasta 7 metros de alto, con plantas amplias, sencillas y minimalistas, buscan dar respuesta a las generaciones más jóvenes, que prefieren espacios creativos y conectados. Haciendo un símil con el modelo norteamericano, el desarrollo da relevancia también a los espacios exteriores, incorporando zonas de amenidades recreacionales como quinchos, multicanchas y estaciones de trabajo al aire libre, que tienen por objeto estimular la creatividad y productividad.

Pablo Larraín y Guillermo Ravillet, de BL Arquitectos -quienes desarrollaron el proyecto para inmobiliaria Antártica, con la colaboración de Matías Silva- explican la génesis de su conceptualización: “Pensamos inmediatamente en el acero como material constructivo, pues respondía eficientemente a los requerimientos de la inmobiliaria en cuanto a flexibilidad, menores costos de operación y mayores espacios utilizables. Además, como este proyecto está pensado desde sus orígenes como un negocio de renta, debía conseguir retorno lo más rápidamente posible, y una estructura metálica lo permite, porque se construye en un tiempo significativamente menor que con otros sistemas de edificación industriales”.

Adicionalmente, la construcción en acero ofrece otras ventajas relevantes en términos de seguridad y medioambiente. Más liviano que otros elementos constructivos, es un material más seguro en caso de sismos. Además, las estructuras, paneles metálicos – aislantes electropintados y cubiertas de paneles de similares características, prácticamente no requieren de mantención. Los paneles, en particular, al estar rellenos de espuma, proveen de una mejor aislación térmica y ventilación, lo que permite que se requieran menos elementos de ayuda para cambiar las condiciones internas (temperar o enfriar el aire).

“El sistema industrializado que estamos aplicando no sólo se refiere a la estructura metálica y a los paneles con aislación térmica y chapa metálica pintada al horno, también considera cubiertas del mismo material y losas prefabricadas, industrializadas, que generan un ambiente muy estable en términos de temperatura. Además, incorporamos ventanas, que permiten utilizar ventilación cruzada en verano para ahorrar energía, entregando el control del clima al mandante, en lugar del pago de gastos comunes de un edificio más tradicional”, explica Jorge Grez, socio de Construtec, empresa a cargo de la construcción del proyecto.

Creative Campus contempla un total de 8 edificios, de los cuales los primeros dos –que suman 2.000 metros cuadrados- serán entregados a fines del presente año.

“Al ser desarrollados con un concepto industrializado, los clientes pueden optar por arrendar un edificio completo o unidades del mismo, en vertical u horizontal, a partir de los 160 metros cuadrados. Hemos tenido una excelente respuesta del mercado, y ya tenemos colocada esta primera etapa en un 70%. Estamos viendo un rápido retorno de la inversión gracias a la velocidad con la que estamos construyendo y a que tenemos mayor espacio utilizable para arrendar. Si hubiéramos optado por construir en hormigón, en lugar de acero, nos habríamos demorado entre 6 meses y un año más en tener los primeros entregables”, explica Nicolás Knockaert, managing partner de Antártica.

El director ejecutivo del Instituto Chileno del Acero (ICHA), Juan Carlos Gutiérrez, enfatiza que en Chile es cada vez más frecuente el desarrollo de edificios con estructuras de acero, desde estaciones de transporte aéreo, terrestre y marítimo, a edificios de oficinas, comerciales, industriales y culturales, entre otros.

“Dada la gran cantidad de ventajas que brindan el diseño y la construcción en acero, esperamos que casos como el proyecto “Creative Campus” se masifiquen y se extienda aún más su uso en proyectos habitacionales y de oficinas. El ICHA trabaja en la revisión y actualización de las normas técnicas, y tiene planteado dentro de sus desafíos la revisión de la norma de diseño estructural, para incorporar los parámetros a la realidad de este material”.