Descargue presentaciones:

Consumo aparente del Acero – ICHA

Panorama de Inversiones Quinquenio 2016-2020 – CBC

China y el estatus de economía de mercado – Trump, comercio y acero – Alacero

América Latina durante enero-octubre 2016:

  • 49,3 millones de toneladas alcanzó la producción de acero crudo.
  • 42,4 millones de toneladas fue la producción de acero laminado.
  • 51,4 millones de toneladas registró el consumo aparente de acero.
  • 9,0 millones de toneladas fue la brecha producción vs consumo.
  • 16% disminuyeron las importaciones totales de acero latinoamericano.

Durante los 10 primeros meses de 2016, el consumo de acero laminado disminuyó 9%, mientras que la producción de acero crudo y de laminado cayó 8% y 6%, respectivamente, versus mismo período 2015, lo que refleja la desaceleración económica en el mundo y la región.

Por su parte, el consumo regional es abastecido en un 32% por importaciones, cuya participación se mantiene en los mercados locales. La balanza comercial de la región también se mantiene negativa, a pesar de que el déficit en toneladas del periodo analizado disminuyó 25% vs enero-octubre 2015.

Producción

Acero crudo: América Latina y el Caribe tuvo una producción de 49,3 millones de toneladas (MT) de acero crudo en ene-oct 2016, 8% por debajo del volumen registrado en 2015. Brasil sigue siendo el principal productor con un 52% del total regional (25,6 MT), no obstante, presentó una contracción interanual de 9%.

Acero laminado: En el mismo periodo, la región produjo 42,4 MT de acero laminado, un volumen 6% inferior al alcanzado en ene-oct 2015. Brasil fue el principal productor con 17,7 MT, 42% del total latinoamericano. México fue segundo con 15,7 MT, con 37%.

Consumo de acero laminado

Entre los primeros diez meses del año, la región alcanzó un consumo de acero laminado de 51,4 MT, disminuyendo 9% vs enero-octubre 2015. Los principales países que incrementaron su consumo, tanto en términos absolutos como porcentuales, fueron Perú (200 mil toneladas adicionales y creciendo 9%), México (179 mil toneladas adicionales y creciendo 1%) y Honduras (19 mil toneladas adicionales y creciendo 7%).

Contrariamente, en Brasil el consumo de acero laminado se contrajo 2,5 MT, cayendo 14% vs enero-octubre 2015. Mientras Argentina, Chile, Colombia y Ecuador registraron caídas de 23%, 8%, 10% y 13%, respectivamente.

Del total latinoamericano, 52% corresponde a productos planos (26,9 MT), 47% a productos largos (23,9 MT) y 1% a tubos sin costura (624 mil toneladas).

Balanza comercial

Importaciones: En los diez meses de 2016, América Latina importó 16,6 MT de acero laminado, 16% menos que lo importado en enero-octubre 2015 (19,8 MT). De este total, 63% corresponden a productos planos (10,5 MT), 34% a productos largos (5,7 MT) y 2% a tubos sin costura (393 mil toneladas).

Actualmente, las importaciones de laminados representan 32% del consumo de la región, lo que trae aparejado desincentivos para la industria local, fricciones comerciales y pone en riesgo fuentes de trabajo.

Exportaciones: Las exportaciones latinoamericanas de acero laminado llegaron a 7,2 MT, disminuyendo 1% con respecto a enero-octubre 2015 (7,3 MT). De este total, 50% corresponden a productos planos (3,6 MT), 41% a productos largos (3,0 MT) y 10% a tubos sin costura (692 mil toneladas).

Balanza deficitaria: Durante enero-octubre, la región registró un déficit comercial de 9,4 MT de acero laminado. Este desbalance es 25% menor al observado en ene-oct 2015 (12,6 MT).

En dicho periodo, Brasil es el único país que mantiene un superávit en su comercio de acero laminado, 2,9 MT. Mientras que, el mayor déficit se registró en México (-3,8 MT). Lo siguieron Colombia (-1,9 MT), Perú (-1,3 Mt) y Chile (-1,3 Mt).

Producción noviembre 2016 – Información adelantada

Información adelantada de noviembre 2016, indica que la producción de acero crudo alcanzó 4,9 MT en el mes, 7% menos que en octubre 2016 y 1% menos que en noviembre 2015. El volumen acumulado en los once primeros meses del año alcanzó los 54,2 MT, 8% menos que en ene-nov 2015.

La producción de laminados cerró en 4,3 MT, 5% menos que en octubre 2016 y 2% menos que en noviembre 2015. El volumen acumulado en los once primeros meses del año alcanzó los 46,7 MT, 5% menos que en ene-nov 2015.

Glosario

Acero crudo: Es el acero en su presentación más básica, tal como resulta tras el proceso de colada (planchones, palanquilla, etc). Para obtener las cualidades necesarias para su uso, este acero requiere pasar por procesos posteriores (laminación, etc).

Acero terminado o laminado: Refiere al acero incluido en alguno de estos 3 grupos: Productos largos (acero para concreto, barras, alambrón, perfiles, rieles), aceros planos (hojas y bobinas laminadas, recubiertas, prepintadas, acero inoxidable, hojalata, cincados, cromados) y tubos sin costura.

Acerca de Alacero

Alacero –Asociación Latinoamericana del Acero– es la entidad civil sin fines de lucro que reúne a la cadena de valor del acero de América Latina para fomentar los valores de integración regional, innovación tecnológica, excelencia en recursos humanos, seguridad en el trabajo, responsabilidad empresarial y sustentabilidad socio-ambiental. Fundada en 1959, está integrada por 49 empresas de 12 países de América Latina, cuya producción es cercana a las 70 millones de toneladas anuales. Alacero está reconocida como Organismo Consultor Especial por las Naciones Unidas, y como Organismo Internacional No Gubernamental por parte del Gobierno de la República de Chile, país sede de Alacero.

El Instituto Chileno del Acero (ICHA), en su Informe de Proyección de Inversiones y Demanda de Acero, proyectó una caída de 2,4% en el consumo aparente del acero para 2017, llegando a 2,64 millones de toneladas.

En 2016, según el mismo estudio, el consumo aparente de acero asciende a 2,71 millones de toneladas con una baja de 2,86% respecto del periodo anterior.

Las cifras fueron entregadas por Juan Carlos Gutiérrez, director ejecutivo del Instituto Chileno del Acero, quien indicó que las caídas se mantienen en márgenes acotados. En familias de productos no se reportan grandes sorpresas para el año 2017, con excepción de los aceros planos de tipo laminados en caliente donde se espera el consumo se eleve de 441 mil toneladas a 474 mil toneladas, lo que equivale a un crecimiento de 7,6%.

Según indicó, la tasa de crecimiento de la inversión en nuevas obras está saliendo de la zona de negatividad, con un crecimiento de 0,4% en el último trimestre según datos del Banco Central. “Los datos históricos muestran que el consumo de acero está directamente relacionado con la inversión en nuevas obras. Por lo tanto, las inversiones en infraestructura pública y en energía, que son obras de largo aliento, significan una oportunidad para el consumo de acero”, señaló Juan Carlos Gutiérrez.

Durante la presentación, Gutiérrez formuló una invitación a fortalecer las competencias técnicas de la industria. “En ICHA hemos establecido fuertes vínculos con el sector público y privado, en Santiago y regiones, favoreciendo los procesos de certificación y abriendo nuevas áreas de trabajo, con asesoramiento técnico a mandantes y participación en la elaboración de bases de licitación. También continuamos trabajando en actualización normativa para fomentar la utilización del acero en la construcción y la edificación en este material”, sostuvo.

Panorama internacional

El informe de ICHA indicó que al tercer cuarto de 2016 la producción mundial de acero llegó a 401 millones de toneladas, de las cuales 204 fueron producidas por China seguido muy atrás por India, con 24,2 millones.

Respecto de la sobrecapacidad de la producción, Gutiérrez señaló que China, a plena capacidad, podría producir 1.200 millones de toneladas, equivalentes al 75% de la producción global actual. En tanto, la Unión Europea también tiene hoy un exceso de capacidad de producción, que asciende a 70 millones de toneladas por año.

“Desde el punto de vista internacional, en China existe una reactivación del sector inmobiliario producto de una política fiscal expansiva. Se elevó la demanda de acero en el mercado interno, razón por la que las exportaciones cayeron. El problema es que se trata de un escenario que no necesariamente se mantendrá, principalmente por los riesgos de crear una burbuja inmobiliaria y una posible desaceleración de la moneda, lo cual implicaría la salida de capitales o ahorros en moneda extranjera para no perder valor relativo”, explicó el director ejecutivo del ICHA.

China como economía de mercado

En la ocasión, también se presentó Jorge Valdebenito, economista en la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero), quien entregó una panorámica de la situación que enfrentan las empresas de la región versus la sobreproducción china. Afirmó que el campo de competencia no es parejo, en cuanto el sector en el país asiático está subvencionado con apoyo gubernamental. “En cierta forma, las empresas privadas compiten contra el gobierno chino”, sostuvo.

Indicó que se trata del país más acusado de comercio desleal, con 107 resoluciones vigentes contra el acero de ese país y 29 en proceso. Si bien 87 países han reconocido a China como economía de mercado, Estados Unidos, Europa, México, India y Japón no lo han hecho.

“En el 13° Plan Quinquenal de China se declara el objetivo de desarrollar un potente sector manufacturero, con lo que la cadena de valor de la industria latinoamericana continuará bajo riesgo”, puntualizó Valdebenito.

El economista además analizó la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos en el escenario global del acero, indicando que la expectativa es una política comercial más defensiva, con mayores restricciones, uso de medidas unilaterales y aplicación de todos los instrumentos legales disponibles.

“El mercado siderúrgico de Estados Unidos acabará por cerrarse aún más; además de todas las investigaciones antidumping vigentes, se usarán todos los instrumentos existentes para restringir las importaciones, como la manipulación del tipo de cambio, que nunca se ha aplicado y, al cerrarse el mercado de Estados Unidos, que realiza importaciones del orden de 20 millones de toneladas anuales, generando una desviación del comercio hacia otros mercados, como América Latina”, afirmó el representante de Alacero.

Proyectando las inversiones a futuro

De la jornada también participó la Corporación de Bienes de Capital (CBC) representada por Orlando Castillo, su gerente general. Castillo presentó el Panorama de Inversiones para el Quinquenio 2016-2020 elaborado por la entidad, informe que sostiene que el actual monto quinquenal en Chile es superior si se compara con el periodo inmediatamente anterior y el del primer trimestre del presente año. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la evolución de la inversión privada en el país todavía se encuentra baja si se compara con estimaciones quinquenales de años anteriores.

De acuerdo a la información entregada por la CBC, se puede apreciar un claro liderazgo energético, en tanto este rubro abarca el 25% del gasto quinquenal, convirtiéndose en el sector con la mayor suma en inversión. Asimismo, en 2016 el área de la energía sigue siendo la más dinámica al concentrar el 30% y posicionándose sobre todos los demás sectores. En este contexto, algunos de los otros sectores que siguen en importancia a energía son obras públicas (24,18%), minería (21,77%) e inmobiliario (17,49%).

Si quiere revisar en detalle las presentaciones de ICHA, CBC y ALACERO, puede verlas aquí:

Consumo aparente del Acero – ICHA

Panorama de Inversiones Quinquenio 2016-2020 – CBC

China y el estatus de economía de mercado – Trump, comercio y acero – Alacero
Revisa aquí algunas imágenes de la jornada

China durante enero-septiembre 2016.

  • 83,3 millones de toneladas alcanzó la producción de acero crudo.
  • 5,7 millones de toneladas fue la producción de acero laminado.
  • 45,2 millones de toneladas registró el consumo aparente de acero.
  • -7,7 millones de toneladas fue la brecha vs producción consumo.
  • 20% disminuyeron las importaciones totales de acero latinoamericano.

Según datos provistos por Alacero, el consumo de acero laminado disminuyó 12%, mientras que la producción de acero crudo y de laminado cayó 9% y 6%, respectivamente, entre enero-septiembre 2016 versus mismo período 2015, lo que refleja la desaceleración económica en el mundo y la región. Para 2017 se estima un crecimiento de 3,6% en el consumo de acero, como consecuencia de un escenario económico más favorable.

Por su parte, el consumo regional es abastecido en un 32% por importaciones, cuya participación en los mercados locales continúa avanzando. La balanza comercial de la región se mantiene negativa, a pesar de que en ene-sept de 2016 el déficit en toneladas disminuyó 33% vs enero-septiembre 2015.

Producción

Acero crudo. América Latina y el Caribe tuvo una producción de 44,0 millones de toneladas (MT) de acero crudo en ene-sep 2016, 9% por debajo del volumen registrado en 2015. Brasil sigue siendo el principal productor con un 52% del total regional (22,9 MT), no obstante, presentó una contracción interanual de 9%.

Acero laminado. En el mismo período, la región produjo 37,9 MT de acero laminado, un volumen 6% inferior al alcanzado en ene-sept 2015. Brasil fue el principal productor con 15,8 MT, 42% del total latinoamericano. México fue segundo con 14,2 MT, con 37%.

Consumo de acero laminado

Entre los primeros nueve meses del año, la región alcanzó un consumo de acero laminado de 45,2 MT, disminuyendo 12% vs enero-septiembre 2015. Los principales países que incrementaron su consumo, tanto en términos absolutos como porcentuales, fueron Perú (140,2 mil toneladas adicionales y creciendo 7%), México (76,2 mil toneladas adicionales y creciendo 0,4%) y Honduras (23,6 mil toneladas adicionales y creciendo 11%).

Contrariamente, en Brasil el consumo de acero laminado se contrajo 2,6 MT, cayendo 16% vs enero-septiembre 2015. Mientras Argentina, Chile, Colombia y Ecuador registraron caídas de 23%, 8%, 6% y 24%, respectivamente.

Del total latinoamericano, 52% corresponde a productos planos (23,6 MT), 46% a productos largos (21,0 MT) y 1% a tubos sin costura (568 mil toneladas).

Balanza comercial

Importaciones. En los nueve meses de 2016, América Latina importó 14,3 MT de acero laminado, 20% menos que lo importado en enero-septiembre 2015 (18,0 MT). De este total, 64% corresponden a productos planos (9,2 MT), 33% a productos largos (4,8 MT) y 3% a tubos sin costura (378 mil toneladas).

Actualmente, las importaciones de laminados representan 32% del consumo de la región, lo que trae aparejado desincentivos para la industria local, fricciones comerciales y pone en riesgo fuentes de trabajo.

Exportaciones. Las exportaciones latinoamericanas de acero laminado llegaron a 6,6 MT, incrementándose 3% con respecto a enero-septiembre 2015 (6,4 MT). De este total, 50% corresponden a productos planos (3,3 MT), 41% a productos largos (2,7 MT) y 9% a tubos sin costura (613 mil toneladas).

Balanza deficitaria. Durante enero-sept, la región registró un déficit comercial de 7,7 MT de acero laminado. Este desbalance es 33% menor al observado en ene-septiembre 2015 (11,5 MT).

En dicho periodo, Brasil es el único país que mantiene un superávit en su comercio de acero laminado, 2,8 MT. Mientras que, el mayor déficit se registró en México (-3,3 MT). Lo siguieron Colombia (-1,8 MT), Chile (-1,2 Mt) y Perú (-1,2 Mt).

Producción Octubre 2016 – Información adelantada

Información adelantada de Octubre 2016, indica que la producción de acero crudo alcanzó 5,2MT en el mes, 4% más que en septiembre 2016 y 4% menos que en octubre 2015. El volumen acumulado en los diez primeros meses del año alcanzó los 49,3 MT, 8% menos que en ene-oct 2015.

La producción de laminados cerró en 4,5 MT, 5% más que en septiembre 2016 y 2% menos que en octubre 2015. El volumen acumulado en los diez primeros meses del año alcanzó los 42,4 MT, 6% menos que en ene-oct 2015.

Glosario

Acero crudo: Es el acero en su presentación más básica, tal como resulta tras el proceso de colada (planchones, palanquilla, etc). Para obtener las cualidades necesarias para su uso, este acero requiere pasar por procesos posteriores (laminación, etc).

Acero terminado o laminado: Refiere al acero incluido en alguno de estos 3 grupos: Productos largos (acero para concreto, barras, alambrón, perfiles, rieles), aceros planos (hojas y bobinas laminadas, recubiertas, prepintadas, acero inoxidable, hojalata, cincados, cromados) y tubos sin costura.

Acerca de Alacero

Alacero –Asociación Latinoamericana del Acero– es la entidad civil sin fines de lucro que reúne a la cadena de valor del acero de América Latina para fomentar los valores de integración regional, innovación tecnológica, excelencia en recursos humanos, seguridad en el trabajo, responsabilidad empresarial y sustentabilidad socio-ambiental. Fundada en 1959, está integrada por 49 empresas de 12 países de América Latina, cuya producción es cercana a las 70 millones de toneladas anuales. Alacero está reconocida como Organismo Consultor Especial por las Naciones Unidas, y como Organismo Internacional No Gubernamental por parte del Gobierno de la República de Chile, país sede de Alacero.

El Instituto Chileno del Acero presentará su primer informe de Proyección de Inversiones y Demanda de Acero el próximo jueves 7 de julio, a las 09.00 horas, en el auditorio de Asimet.

Informaciones:

+56 224216588

eventos@icha.cl

“Las anomalías presentadas en estructuras de acero en nuestro país en los últimos años, como en el puente Cau Cau y la pasarela Manquehue, dejan de manifiesto la importancia de contar con un sistema de trazabilidad de los aceros y la ejecución de estructuras que apoyen de manera efectiva el aseguramiento de su calidad y, por lo tanto, protejan debidamente tanto las inversiones como la seguridad de las personas”, afirma Juan Carlos Gutiérrez P., director ejecutivo del Instituto Chileno del Acero.

Estas fallas, señala, han producido una natural inquietud en la población, planteando varias interrogantes en relación al diseño de este tipo de estructuras, los materiales usados, su ejecución y su inspección.

“En primera instancia, cabe preguntarse si estos casos obedecen a causas específicas en algunas de estas áreas o si representan una tendencia generalizada en la construcción”.

En los diseños de las estructuras, indica, “el profesional a cargo juega un rol preponderante y es válido preguntarse si efectivamente estamos eligiendo a las personas más idóneas para llevar a cabo ese trabajo, no solamente como mandantes, sino como sociedad que establece cánones y habilitaciones profesionales de manera apropiada. Si frente a esta interrogante no tenemos una respuesta clara, consistente y sólida, estamos fallando frente a nuestros semejantes y los exponemos por negligencia a situaciones de inseguridad y peligro que, desde un punto de vista ético y humano, debemos evitar”.

Huella trazable

En este contexto, dice, “el cumplimiento riguroso de la normativa vigente en nuestro país, avalada por los profesionales de mayor experiencia en nuestro medio y el debido control en cada uno de los pasos de fabricación, son los que efectivamente pueden generar una huella trazable y por lo tanto los niveles de calidad adecuados”.

Es aquí donde se necesita, asegura, “la participación de las organizaciones intermedias de la sociedad, que entreguen un aporte decidido y definido en los niveles necesarios de normalización, regulación y control de los procesos”.

Al respecto, explica, el Instituto Chileno del Acero ha propuesto iniciativas fundamentales para el desarrollo y apoyo de políticas globales, impulsando el estudio de normas y proyectos de regulación y control en la construcción en acero en el país.

Reflexión necesaria

Por otra parte, indica el director ejecutivo de ICHA, los procesos y documentación que ellos generan deben ser preparados por profesionales que cuenten con los debidos conocimientos y experiencias, de manera que puedan identificar y manejar las eventualidades surgidas.

“El Instituto Chileno del Acero mantiene una constante preocupación para organizar acciones conjuntas y apropiadamente coordinadas entre los sectores público y privado, con el fin de crear y mejorar la normativa y reglamentación vigentes, así como propiciar el aseguramiento de la calidad de los materiales, ya sean ellos nacionales o importados”.

Agrega que “todos los casos acontecidos de fallas en importantes proyectos nos hacen poner especial atención y reflexionar acerca de lo que estamos entregando al país; debemos analizar con atención estos errores, no solamente porque podamos comprender su significado a través de un análisis puramente cuantitativo, sino también porque tiene un profundo significado cualitativo que nos llama a preguntarnos si estamos entregando respuestas válidas a la colectividad que nos rodea”.

Fuente: El Mercurio

China ha incrementado de manera significativa sus exportaciones de productos derivados de acero hacia la región, debiendo ser monitoreado (alambre y tubos con costura). Con esto, el volumen total de importaciones de acero provenientes de China se calculará como la suma de los aceros laminados (aceros largos, planos y tubos sin costura) más los derivados.

Las exportaciones totales de acero desde China, que incluye los productos laminados y los derivados, siguen creciendo y alcanzaron 109,6 millones de toneladas durante el 2015, 20% más que en 2014. De este total 103,0 millones corresponden a productos laminados y 7,0 millones de toneladas a productos derivados.

América Latina representó el 8,6% del total de estas exportaciones, reduciendo su participación en 1,7 puntos porcentuales con respecto a 2014 (10,3%). La región es superada como destino por Corea del Sur, que recibió 13,5 millones de toneladas (12,2% del total) en el período y por Vietnam que recibió 10,0 millones de toneladas (9,2% del total). Con esto, durante el 2015, ambos países registraron un crecimiento de 4% y 53% en sus importaciones totales de acero chino vs 2014, respectivamente.

En 2015, China embarcó 9,4 millones de toneladas de acero hacia América Latina, de los cuales 8,4 millones de toneladas correspondieron a aceros laminados y 1,0 millón de toneladas a aceros derivados. Este total es 1% mayor a las 9,3 millones de toneladas (8,3 millones de toneladas de laminados y 1,0 millón de toneladas de aceros derivados) registradas en 2014. En el gráfico 01 se observa que el volumen total de acero chino recibido por la región es similar al de 2014, disminuyendo los fuertes incrementos registrados a principios de 2015.

América Latina en 2015 recibió 1,0 millón de toneladas de productos derivados de China, siendo el principal destino a nivel mundial para estos aceros, recibiendo 15% del total. La región es seguida por Estados Unidos (327 mil toneladas, 5% del total) y Corea del Sur (301 mil toneladas, 4% del total).

En diciembre 2015, América Latina recibió 873 mil toneladas de acero desde China, de los cuales 770 mil toneladas correspondieron a productos laminados y 103 mil toneladas a productos derivados. Este total es 45% superior al registrado el mes anterior donde ingresaron 603 mil toneladas (551 mil toneladas de laminados y 52 mil de derivados) y 12% menor que las 993 mil toneladas (867 mil toneladas de laminados y 126 mil toneladas de derivados) de diciembre 2014.

Importaciones de acero laminado desde China por destinos

Los principales destinos latinoamericanos para el acero chino (laminados + derivados) durante el 2015 fueron: Centroamérica, que recibió 1,8 millones de toneladas (19% del total de la región); Chile, que acumuló 1,3 millones de toneladas (14%); y Brasil, con 1,2 millones de toneladas (12%).

Entre Ene/Dic, los países que proporcionalmente más incrementaron sus importaciones totales de acero versus 2014 fueron: Argentina (+305%), República Dominicana (+148%), Cuba (+145%) y Costa Rica (+101%). Argentina, República Dominicana y Cuba, sin embargo, mantienen una participación de 2%, 3% y 2%, respectivamente en el flujo hacia América Latina. México se transformó en el cuarto destino para el acero Chino en 2015, recibiendo 1,1 millones de toneladas, 18% más que en 2014.

Por otro lado, los países que han visto disminuir sus importaciones totales de acero de China versus 2014 fueron: Brasil (-44%), Colombia (-18%), Ecuador (-15%), Chile (-7%) y Perú (-3%). Estos países tienen participaciones de 12%, 8%, 6%, 14% y 10%, respectivamente.

Importaciones desde China por productos

El 49% del total de productos de acero (laminados + derivados) importados por América Latina desde China durante 2015 fueron planos, que alcanzaron 4,6 millones de toneladas. Entre estos, destacaron por su volumen:

  • Hojas y bobinas de otros aceros aleados (1,6 millones de toneladas, 34% de los aceros planos importados desde China).
  • Cincadas en caliente (1,1 millón de toneladas, 25%).
  • Bobinas en frío (679 mil toneladas, 15%).

Respecto a los aceros largos, China exportó a Latinoamérica 3,4 millones de toneladas, concentradas principalmente en:

  • Barras (1,6 millones de toneladas, 48% de los aceros largos).
  • Alambrón (1,3 millones de toneladas, 38%).

Los tubos sin costura, representaron el 4% de las importaciones totales de acero chino recibiendo 395 mil toneladas.

Por su parte, los productos derivados representaron el 11% de las importaciones totales de acero chino que ingresaron a la región con un volumen de 1,0 millón de toneladas, donde:

  • Tubos con Costura (820 mil toneladas).
  • Alambre (199 mil toneladas).

Revisa el informe completo de Alacero aquí.

La producción total de China de 10 importantes metales no ferrosos aumentó mientras que la de acero crudo cayó durante los dos primeros meses de este año, de acuerdo con datos del máximo órgano de planificación económica.

La producción combinada de los principales metales no ferrosos creció 6,8 por ciento anualmente para llegar a 7,7 millones de toneladas durante el periodo de enero a febrero, señaló hoy en un comunicado la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma.

Por otro lado, las ganancias totales de la industria de metales no ferrosos creció ligeramente 1,8 por ciento anual a 20.600 millones de yuanes (3.360 millones de dólares).

Los 10 metales no ferrosos principales incluyen al cobre, aluminio, plomo y zinc.

Durante los dos primeros meses de 2015, la producción total del acero crudo disminuyó 1,5 por ciento con respecto al mismo periodo del año pasado a 130,53 millones de toneladas. Las utilidades de la industria del hierro y el acero cayeron 45,2 por ciento anualmente a 9.030 millones de yuanes, agrega el comunicado.

Las fluctuaciones en la producción tienen lugar en medio de los esfuerzos de China para enfrentar la capacidad excesiva que ha afectado a China desde la crisis financiera de 2008.

El Ministerio de Industria y Tecnología Informática dijo el mes pasado que acelerará la revisión de su sector de hierro y acero con inversión excesiva para que vuelva a un “nivel básicamente equilibrado” en el año 2017.

De acuerdo con Rafael Rubio, presidente de la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero), en América Latina las importaciones de acero chino han crecido hasta 75 por ciento, debido al desequilibrio entre la producción y la demanda del producto.

El dirigente apunta a las prácticas comerciales de China como el factor determinante de la situación, pues los requerimientos de su industria son menores a los globales, por lo que el excedente requiere salida y compite con precios artificiales al exportar esta producción.

Asegura que el tema de la sobreproducción tiene que llevarse a un nivel político, más allá de lo comercial, pues los trabajos técnicos están hechos y se requiere un acuerdo con el gigante asiático, ya que los procesos referentes al aumento de aranceles son tan largos que las empresas no los soportan y terminan por ocasionarles daños.

El titular de la Alacero expuso en declaraciones a BBC Mundo que este producto es elemental en la formación de cadenas de valor, pues su precio y presencia incide en los costos de infinidad de mercancías, con lo cual China ha acrecentado su presencia en varios segmentos del mercado de la manufactura.

Fuente: El Occidental

Gerdau Chile entrega su visión sobre el mercado del acero en nuestro país, y entrega una serie de recomendaciones para aumentar y mejorar la competitividad.

A continuación, compartimos la nota publicada en sus sitio web:

La industria del acero en Chile enfrenta un momento difícil. Produce con altos grados de calidad y responsabilidad, tanto para los usuarios de sus productos, como para la comunidad y el medio ambiente, pero enfrenta un destino incierto. Para ser sostenible y fabricar acero, utiliza una de las energías más caras del mundo, cumple cabalmente con todas las exigencias ambientales, laborales y de seguridad; pero compite con productos que llegan desde afuera subsidiados, sin cumplir con la calidad mínima requerida para nuestras construcciones, altamente contaminante y de dudoso respeto a las normas laborales exigidas por la OIT.

PROPONEMOS 20 MEDIDAS A IMPLEMENTAR

Política Industrial:

  1. Incluir en las licitaciones de obras públicas cláusulas que privilegien el uso de productos nacionales.
  2. Que el BancoEstado otorgue créditos con tasas preferenciales a aquellos proyectos de construcción que comprueben que utilizarán sobre el 75% de materiales fabricados en Chile.
  3. Que el BancoEstado otorgue seguros para terremotos a tasas preferenciales para aquellos edificiosconstruidos exclusivamente con acero nacional.
  4. Aumentar la promoción de los programas CORFO para innovación y desarrollo, dada la baja tasa de conocimiento que de estas líneas tiene la industria manufacturera.
  5. Generar una institución de capacitación público privada, donde ambos sectores participen en elfinanciamiento y se definan los cursos o especializaciones que efectivamente requiere la industria.
  6. Crear una mesa industrial manufacturera, coordinada por la Corporación de Fomento y la Confederaciónde la Producción y del Comercio, donde se identifiquen las áreas productivas donde el país presenta falencias o requiere de ellas para fomentar y facilitar el emprendimiento privado.
  7. Establecer mecanismos de fomento a las exportaciones por la vía de la devolución de los tributos a los insumos energéticos.

Política Energética:

  1. Establecer precios diferenciados de energía para las industrias electro intensivas, al igual como sucede en países como Alemania, Japón, Brasil y otras naciones industrializadas.
  2. Facilitar el ingreso de nuevos actores, tanto en el mercado de la generación como en el de la transmisióneléctrica, para así hacer más competitiva la matriz energética.
  3. Beneficios tributarios escalonados para aquellas empresas que generen su propia energía, partiendodesde un 5% de su consumo promedio.
  4. Capacitación y fomento a las pymes para generar ENC de bajo costo, que les permita abastecerse parasus requerimientos básicos.
  5. Un programa nacional de eficiencia energética a nivel de industrial, generando incentivos tributarios aaquellas empresas que cumplan con programas de eficiencia definidos en conjunto con la autoridad.

Defensa contra la Competencia Desleal:

  1. Impedir por decreto que se puedan internar a Chile barras de refuerzo para hormigón que no esténcertificadas en el destino. Aduana debe velar por el cumplimiento de esta norma, similar a la que se aplica a productos eléctricos, juguetes, remedios y el cemento.
  2. Establecer un fiscalizador que vele por el cumplimiento de las normas técnicas de productos de acero entodo el territorio nacional.
  3. Exigir a todos los productos de acero importados un certificado de trazabilidad que garantice al usuariofinal conocer al importador y al fabricante de dicho producto. Este certificado lo debe entregar el propietario de la obra en la recepción municipal, junto con los certificados de calidad del acero otorgados por el laboratorio correspondiente.
  4. Capacitar, a través de las agrupaciones industriales, a personal de aduana para que efectivamentepueda certificar el cumplimiento de las normas chilenas en los productos de acero importados.
  5. Activar por oficio la aplicación de derechos compensatorios para controlar distorsiones al comercio que producen las importaciones que incumplen las normas establecidas por la OMC.

Cuidado del medio ambiente:

  1. Establecer un gravamen específico a aquellos productos de acero que se comercialicen en el país sin informar su Huella de Carbono y los impactos que tiene para el medio ambiente su proceso de producción, información que debe estar incluida en el etiquetado de los productos.
  2. Generar incentivos tributarios a aquellos procesos de producción que incluyan un porcentaje de materiasprimas reciclables. Dicho incentivo de ser creciente en función del aumento del porcentaje de materiales reciclables.
  3. Exigir al productor del acero que informe sobre las medidas que adoptó para compensar los impactos almedio ambiente que generó su proceso de producción. Tales como, reforestaciones, compra de bonos de carbono, retiro de vehículos antiguos de circulación u otros mecanismo de compensación aceptados.
  4. Establecer gradualidad en el cumplimiento de las exigencias ambientales, compatibles con lasustentabilidad de la industria, precaviendo solamente que no existan condiciones que dañen severamente el medio ambiente o la salud de las personas.

Planteamos estas medidas para detener el deterioro progresivo que está sufriendo la industria metalúrgica metalmecánica en el país. Consideramos, que de no aplicarse un plan contundente y realista de fomento al sector, éste terminará pereciendo al igual que otras industrias en el pasado, tales como la textil, automotriz, cuero y calzado.

Fuente: Gerdau