La historia de la viticultura se remonta a los romanos, quienes fueron los primeros en adoptar el sistema de enrejado que levantaría las vides del suelo, creando lo que reconocemos hoy como viñedos modernos. Con esta técnica, prácticamente sin cambios durante cientos de años, los productores han debido enfrentar las dificultades asociadas al mantenimiento de esta técnica.

Read more

El acero es uno de los materiales más utilizados en la construcción. En Chile, se usa en diversos formatos que van desde el fierro en construcción, usado para elaborar el hormigón armado y que corresponde a casi la mitad del consumo del acero en el país y más del 80% de la construcción de edificios, hasta el acero estructural que se usa sobre todo en infraestructura industrial.

El director ejecutivo del Instituto Chileno del Acero, Juan Carlos Gutiérrez, explica que “en Chile se usa mayoritariamente el hormigón armado en la construcción de edificios, a diferencia de los países más desarrollados donde también se utiliza de forma significativa el acero estructural, que en determinadas ocasiones tiene múltiples ventajas por sobre el hormigón”.

El profesor Alejandro Torres, de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Central, destaca algunas ventajas de utilizar el acero estructural en la construcción: “Es un material que tiene una relación peso/ resistencia muy conveniente, lo cual permite ahorrar en costos de transporte. Además, es un material dúctil para trabajar, pudiendo adoptar muchas formas diferentes y adaptarse a muchas formas arquitectónicas. Dada su resistencia estructural en relación con su peso y sección transversal, puede abarcar grandes luces, por lo cual es muy utilizado para la construcción de plantas libres”.

Fuente: La Tercera

Leer artículo completo aquí

 

 

Próximamente se espera que el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de Argentina, promulgue un decreto por el que se le concederá al sistema steel frame o en “seco” el estatus de “construcción tradicional no convencional”, lo que se espera revolucionará principalmente el mercado de la vivienda social en ese país.

Un artículo publicado por el diario “El Cronista” de Buenos Aires, explica que el steel frame o steel framing es un sistema de construcción que se basa en estructuras metálicas, de acero galvanizado, donde las paredes se conforman con diversas capas de materiales, como lana de vidrio, poliestireno expandido (telgopor), yeso, entre otros. No usa ladrillos y su condición “en seco” lo independiza relativamente de los tiempos de secado de las obras tradicionales y de los vaivenes del clima para avanzar en la construcción.

Una casa módica con este sistema puede ponerse en pie hasta en 45 días, mientras que la mayoría de los contratos “llave en mano” para viviendas con más desarrollo se estipulan en seis meses. “Podemos tenerla lista en cuatro o cinco meses, pero los contratos se suelen confeccionar en hasta seis para absorber imponderables”, señaló un arquitecto que lleva años en el rubro.

Más información en El Cronista

Sergio Contreras

El año 2017, para muchos fue un año extraño, al comienzo las expectativas fueron más bien inciertas y, por lo tanto, pesimistas. Los caminos elegidos por las aspiraciones de la sociedad no coincidieron tácitamente con los caminos del desarrollo y de la creación de riqueza que la mayoría de la población informada considera indispensable para avanzar y alejarse definitivamente del fantasma de la pobreza y el subdesarrollo, manteniendo la equidad.

Por otra parte, la caída de los precios de los commodities, de los cuales Chile es todavía altamente dependiente, empeoraron más profundamente el horizonte nacional. Y esto ha representado un llamado de alerta, una vez más, frente a esta dependencia. No ha sido posible crear un desarrollo tecnológico definido y sustentable que nos independice definitivamente de la extracción y comercialización de las materias primas como fuente única de la actividad económica del país. Este hecho nos muestra que Chile no es aún el país extensamente industrializado al cual todos aspiramos.

Sin embargo, Chile ha logrado avances importantes en materias de reglamentación, normativa y, en especial, en su cumplimiento. Esto implica una muy definida disciplina en el ámbito técnico y económico y, a la vez, exige un desarrollo técnico y profesional de magnitud, de manera que la incorporación del conocimiento y práctica actual en esas normativas, así como la valorización efectiva de las autoridades en su cumplimiento, mejoren la calidad de los productos y las obras.

En este camino, el logro alcanzado por el ICHA ha sido especialmente valioso. El Instituto ha trabajado incasablemente reuniendo, no solamente a los profesionales y expertos en los comités de trabajo para generar normas, estudios o publicaciones sino también para proponer y conseguir la toma de conciencia de estas condiciones y necesidades en todos los niveles de la sociedad, ya sea a través de las autoridades, de los profesionales o de los proveedores y fabricantes.

Considerando todo lo anterior, le entrego un reconocimiento agradecido a todos quienes se acercaron al Instituto reconociendo este valor, a todos quienes colaboraron con un aporte desinteresado, al personal, a las instituciones que han prestado su apoyo y, en fin, a cada uno de Uds. quienes han engrandecido nuestra actividad y han hecho de ella una meta posible de alcanzar.

En estos días que comenzamos un nuevo año con renovada vitalidad, los insto a mantener esa estrecha colaboración que de seguro redundará en bienestar y enriquecimiento para nosotros y, en general, para el país.

Sergio Contreras A.

Presidente

Instituto Chileno del Acero

La normativa establece requerimientos para fabricación, montaje y control de calidad, abordando aspectos como especificaciones de productos y el detalle de tolerancias de aceptación y rechazo, entre otros.

Tras un arduo trabajo, liderado por el Instituto Chileno del Acero (ICHA), el Instituto Nacional de Normalización (INN) aprobó la actualización de la norma NCh 428: 2017 que entrega criterios para la ejecución de construcciones en acero, como edificios, obras portuarias y aeroportuarias, industriales, viales, educacionales, etc.

Dado que la norma anterior era de 1957, los actores de la industria debían recurrir a especificaciones propias o internacionales. Con esta actualización se incorporan los conceptos modernos para determinar aspectos relevantes de un proyecto. Este documento provee requerimientos para fabricación, montaje y control de calidad, abordando aspectos como especificaciones de productos y el detalle de tolerancias de aceptación y rechazo, entre otros.

“La actualización de la NCh 428 viene a ordenar el mercado ya que entrega los criterios a aplicar para los diferentes proyectos, entregando las directrices a fabricantes, inspectores de obras y constructoras”, señala el director ejecutivo de ICHA, Juan Carlos Gutiérrez.

El documento fija los criterios para las estructuras diseñadas, fabricadas y montadas de manera similar a los edificios, indicando de esta manera que sus elementos resistentes a cargas verticales y laterales son similares a los sistemas resistentes de estos. Esta norma aplica a la construcción de acero estructural con uniones apernadas o mediante soldadura al arco eléctrica.

“Un efecto relevante que tiene la actualización de normas es que ahora no hay excusas para no cumplir los requisitos de calidad que se establecen”, comentó el ejecutivo.

Con este nuevo marco técnico, por primera vez en Chile se dispone de normas actualizadas para la edificación en acero. Estas son la NCh 427/1, Requisitos para el cálculo de estructuras para edificios de Acero; NCh203, Requisitos para acero de uso estructural y la NCh 428 ya mencionada.

De esta forma, los arquitectos, ingenieros, revisores, inspectores, prevencionistas y todos los profesionales involucrados en proyectos con estructuras de acero, disponen de regulaciones técnicas actualizadas en español, en línea con el resto de la normativa chilena de la construcción.  

“Con esto, damos una señal de fortalecimiento técnico del sector, fomentando su conocimiento y utilización, lo que se traduce en optimización de proyectos y aumentos en la productividad”, afirmó el director ejecutivo de ICHA.

Uno de los puentes peatonales más entretenidos y que se asemeja una montaña rusa, está ubicado en China. Se trata del famoso Lucky Knot (Nudo de la Suerte), hecho de acero y que se ubica en la ciudad de Changsha, midiendo 185 metros de largo y 24 metros de altura.

El responsable de esta estructura es el estudio NEXT Architects, quienes fueron invitados a participar en un concurso internacional para diseñar un nuevo puente que se construiría sobre el río Dragon King Harbor en Changsha, en el rápidamente desarrollad “New Lake District”. Para este encargo especial, crearon el diseño ganador: el Nudo de la Suerte.

Una parte crucial del proceso fue combinar la experiencia del equipo holandés en infraestructura y gestión del agua, con la perseverancia y el conocimiento del contexto local del equipo chino. El puente ya se ha convertido en un ícono, y fue seleccionado por CNN como uno de los “puentes más espectaculares que rompen el molde”.

Lo más particular de esta estructura es cómo se adapta al entorno y como la experiencia de cruzarlo le da un valor agregado al sitio. El puente además cumple con el objetivo de conectar los diferentes espacios gracias a sus variados niveles sin invadir la ecología y fomentando el turismo.

La morfología se asemeja a un nudo chino de la suerte, símbolo de la prosperidad, la suerte y el progreso y su estructura la componen tres pequeños puentes entrelazados, donde los peatones pueden acceder a través de ocho entradas.

El puente ofrece, además, una vista del río Dragon King Harbour River, al lago Meixi, la ciudad de Changsha y su cordillera circundante. Gracias a sus notables luces LED, es también una ruta de luz.

Fuente:  Plataforma Arquitectura

 

 

En los primeros diez meses de 2017, la producción regional de acero crudo y de acero laminado presentó un crecimiento de 7% y 3%, respectivamente versus enero-octubre de 2016. Por su parte, el consumo de acero laminado registró un alza de 4%.

Así lo señaló la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero), detallando que en el mismo período, la región aumentó 9% sus importaciones, abasteciendo el 32% de la demanda regional y creciendo dos puntos porcentuales versus mismo lapso de 2016 (30%). Las exportaciones acumuladas durante enero-octubre 2017 superan en 9% a las del mismo período en 2016. Asimismo, la balanza comercial se mantiene negativa, creciendo un 10% su déficit versus enero-octubre 2016.

Producción

Acero crudo. En los primeros 10 meses de 2017, América Latina tuvo una producción de 53,3 millones de toneladas (Mt) de acero crudo, 7% superior a lo registrado en el mismo período de 2016 (49,9 Mt). Brasil se mantiene como el principal productor con 53% del total regional (28,5 Mt), aumentando 9% versus diez primeros meses de 2016. Es seguido por México con 16,7 Mt, representando el 31,3% del total latinoamericano.

Acero laminado. En el mismo periodo, la región produjo 44,0 Mt de acero laminado, 3% superior al alcanzado en enero-octubre 2016. Los principales productores son Brasil 18,7 Mt (42% del total latinoamericano) y México con 15,6 Mt, con 36%.

Consumo de acero laminado

Entre enero y octubre de este año, la región registró un consumo de acero laminado de 55,3 Mt, 4% mayor que el mismo período 2016 (53,2 Mt).

Los principales países que incrementaron su consumo, tanto en términos absolutos como porcentuales fueron, México (1,4 Mt adicionales y creciendo 7%), Brasil (737 mil toneladas adicionales y creciendo 5%), Argentina (193 mil toneladas y creciendo 6%), Colombia (68 mil toneladas y creciendo 2%), República Dominicana (32 mil toneladas adicionales y creciendo 9%) y Chile (26 mil toneladas adicionales y creciendo 1%).

Contrariamente, en el mismo período Bolivia, Venezuela, Panamá y Ecuador registraron caídas de 18%, 15%, 9%, y 6% respectivamente.

Del total latinoamericano, 57% corresponde a productos planos (31,7 Mt), 41% a productos largos (22,4 Mt) y 2% a tubos sin costura (1,1 Mt).

Proyección a noviembre 2017

Información adelantada de noviembre 2017, indica que la producción de acero crudo alcanzó 5,5 Mt en el mes, 1% menor que en octubre 2017 y 7% más que en igual mes del año anterior. De forma acumulada, entre enero-noviembre 2017, la producción llegó a 58,8 Mt, 7% más que en igual lapso de 2016 (55,1 Mt).

Por su parte, la producción de laminados cerró en 4,6 Mt, mismo valor que en septiembre 2017 y 7% más que en octubre 2016. De forma acumulada, entre ene-nov 2017, la producción de laminado alcanzó los 48,6 Mt, 3% más que en ene-nov 2016 (47,0 Mt).

Fuente: ALACERO.

Sergio Contreras

El acero es un material noble que ha sido una poderosa herramienta para el crecimiento de la humanidad y un apoyo para la tecnología.

Desde la edad del hierro, etapa en la cual el hombre se desprende del obligado uso de las piedras afiladas y comienza a moldear un material a través de un proceso externo y completo, hasta la era industrial en la cual el material constituye el principal soporte de progreso que lleva a los países de occidente desde la amenaza de la devastación y el hambre hacia una prosperidad insospechada que lo alejó definitivamente de la oscuridad feudal.

En ese recorrido, que nunca se ha detenido, la manufactura de productos para la industria y la construcción ha buscado incesantemente nuevos caminos de optimización e innovación. De esta manera urge incorporar una mayor cuota de productos y ensanchar los mercados de manera que esta industria se alimente y crezca de manera efectiva.

La construcción en acero es una prefabricación, dado que el diseño y la manufactura de las piezas que componen una edificación se lleva a cabo de manera industrializada y solamente su montaje se hace in situ, de esta manera el impulso emprendido por empresas en nuestro medio para construir soluciones habitacionales prefabricadas en acero, resulta revitalizador, permitiendo la incorporación de sistemas, partes y piezas en unidades modulares estandarizadas.

La última muestra de la construcción, Expo Edifica, permitió reunir a algunos representantes claves de la industria del acero, quienes por primera vez, tomaron parte en la exhibición reunidos al alero del Pabellón del Instituto en esa feria.

Esta presencia es fundamental para el avance de esta industria en frentes menos explorados pues constituye una evolución clara y establece una permanencia necesaria.

Sergio Contreras A.

Presidente

El electivo está dividido en seis unidades temáticas desarrolladas a través de clases expositivas, ejercicios y análisis de casos, además, se incluyen visitas a obras, maestranzas y fábricas.

Como entidad preocupada por promover los usos del acero, y provocar cambios que permitan mejorar la operación de la cadena de valor del acero y de proveer capital humano para el desarrollo del rubro, ICHA por segundo año consecutivo está dictando un curso electivo denominado “Seminario de Ingeniería estructural: Tecnología del acero”, a estudiantes de 5° año de la carrera de Ingeniería Civil de la Universidad de Chile.

El curso está diseñado para que al finalizar las clases los estudiantes conozcan los distintos procesos de fabricación del acero, su ruta crítica, requisitos, funcionalidades, aceptación y rechazo. También se busca que los alumnos se interioricen del mercado del acero, producción local y suministro internacional, los distintos tipos y usos del acero, aplicaciones, potencialidades y subproductos de este material.

Junto con ello, el programa incluye clases para que los futuros ingenieros reconozcan el proceso de fabricación de estructuras de acero, identifiquen los aspectos críticos de la cadena, desde el punto de vista de la serviciabilidad y resistencia de las estructuras; y puedan especificar e inspeccionar adecuadamente las estructuras de acero. A la vez, como parte del curso, los estudiantes tuvieron la oportunidad de conocer en profundidad el Pabellón del Acero de ICHA en Expo Edifica 2017.

Este electivo está dividido en seis unidades temáticas: Procesos de Fabricación del acero, Productos de acero, Fabricación de estructuras de acero, Montaje de estructuras de acero, Protección de estructuras de acero, y Aseguramiento de calidad. Éstas son desarrolladas a través de clases expositivas con la participación de los estudiantes mediante ejercicios y análisis de casos, además, se incluyen visitas a obras, maestranzas y fábricas.

ICHA próximamente impartirá también este curso en las universidades de Talca y de Concepción.

 

 

 

En la actividad, que se realizó a principios de octubre en Espacio Riesco, el Instituto Chileno del Acero (ICHA) informó sobre los últimos avances tecnológicos de la industria y las ventajas de un mayor uso de este material en los proyectos de construcción.

Demostraciones de construcción modular y evolutiva, fabricación de perfiles en vivo y edificación en acero, fueron algunas de las atracciones que mostró el Instituto Chileno del Acero en Expo Edifica 2017, feria internacional organizada por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) y que se realizaró a principios de octubre en Espacio Riesco.

La entidad, que agrupa a ls actores más relevantes de la cadena de valor del acero, contó por primera vez con un pabellón, de 700 metros cuadrados, en el que estuvieron presentes siete empresas (CINTAC, FASTSTEEL, Edyce, Sherwin Williams, Gerdau, ECOMET e IMEL) mostrando su oferta productiva. Además, en el lugar se entregó a los más de 2.000 visitantes que lo recorrieron, material técnico y se realizó un circuito de demostraciones de aplicaciones e innovaciones en acero.

Una de ellas fue la construcción de una casa prefabricada, de CINTAC, con un baño modular, en la que se entregó información técnica y se efectuaron actividades de montaje y acoplamiento de piezas. Los asistentes obtuvieron datos de velocidades de construcción, costos, terminaciones, respuesta sísmica, protección contra el fuego, corrosión, térmico, y acústico.

“El objetivo fue informar a los profesionales de la construcción sobre las ventajas del acero, como su alta resistencia, durabilidad, rapidez de montaje y sustentabilidad ambiental, y que lo incorporen en sus futuros proyectos”, explicó el director ejecutivo de ICHA, Juan Carlos Gutiérrez.

En el Pabellón ICHA, que se ubicó al lado del acceso principal de la feria, se efectuaron demostraciones de la fabricación de perfiles a través de una máquina móvil que los conformó “en vivo”, es decir, operó una “mini fábrica en terreno” de la empresa Faststeel. A la vez, estuvo a disposición de los visitantes una edificación en acero, una estructura con detalles de conexiones, pinturas contra el fuego y revestimientos.

También en el marco de Expo Edifica, ICHA participó en el II Congreso “Innovación y Productividad en la Construcción”. El evento reunió al sector público, privado y académico para discutir cuáles son los desafíos de la industria en estas temáticas.

El director ejecutivo del Instituto, Juan Carlos Gutiérrez, expuso el caso Torre Santa María II. El nuevo proyecto del emblemático edificio de Providencia incorporó, al núcleo de hormigón, columnas perimetrales en acero. “En la presentación se comparó el diseño de esta torre con la anterior, con especial atención a las tecnologías, plazos de ejecución, dotaciones de personal, sustentabilidad y terminaciones y las ventajas que ofrece incluir el acero en edificaciones de este tipo”, destacó Gutiérrez.

En la charla se dio a conocer, además, la capacidad y experiencia de la industria chilena del acero desarrollada en la minería, y su transferencia a otros sectores, como la construcción.